Grupo Acerca
Información Gratuita: Contratos de Luz y Gas | Comparación de tarifas | Otra gestión

¡Te ayudamos! Somos especialistas en comparar tarifas de luz y gas.

O

Bienvenido al mercado libre de energía

Cambio de titularidad

Un cambio de titularidad en un contrato de luz implica transferir la responsabilidad y titularidad del contrato a otra persona. Se realiza en casos como cambio de propiedad de un inmueble, alquiler de vivienda y fallecimiento del titular. En estos casos, se solicita el cambio para que la nueva persona sea responsable de los pagos y el suministro eléctrico. El cambio de titularidad en un contrato de luz se suele hacer en los siguientes casos:

  • Venta o transferencia de propiedad. 
  • Mudanza a una nueva vivienda.
  • Alquiler de vivienda.
  • Fallecimiento del titular.

En la venta o transferencia de propiedad, se solicita el cambio de titularidad para transferir la responsabilidad del contrato de suministro eléctrico al nuevo propietario. Cuando una persona se muda a una nueva vivienda, puede solicitar el cambio de titularidad del contrato de luz para que su nombre figure como responsable del suministro en la nueva dirección. Tanto el propietario como el inquilino pueden solicitar el cambio de titularidad en caso de alquiler de vivienda. El propietario puede transferir la responsabilidad al inquilino, o el inquilino puede solicitar el cambio para asumir la responsabilidad del suministro eléctrico durante su estancia en la propiedad alquilada. En caso de fallecimiento del titular, los herederos o familiares pueden solicitar el cambio de titularidad para que la responsabilidad del suministro pase a otra persona.

Cambio de titularidad en la luz

El tiempo que tarda un cambio de titularidad en el suministro eléctrico puede variar dependiendo de la compañía eléctrica y de la complejidad del proceso. Como norma general, el cambio de titularidad es un trámite que se suele realizar de manera rápida y sencilla.

  • En cuanto a la gratuidad del cambio de titularidad, como norma general, muchas compañías eléctricas en España no cobran una tarifa adicional por este trámite. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las políticas pueden variar entre las distintas compañías y es recomendable verificar con la empresa para obtener información actualizada sobre posibles costos asociados al cambio de titularidad.
  • En relación al tiempo de procesamiento, el cambio de titularidad suele completarse en un plazo de tiempo razonable, generalmente dentro de unos pocos días hábiles, una vez presentada la documentación requerida y cumplidos los requisitos establecidos por la compañía eléctrica.

Para obtener información más precisa sobre el tiempo y las condiciones del cambio de titularidad en el suministro eléctrico, se recomienda ponerse en contacto directamente con la empresa para consultar políticas y procedimientos específicos.

Cambio de titularidad en el gas

El proceso para el cambio de titularidad es simple:

  • Contactar a la empresa.
  • Presentar la documentación requerida.
  • Esperar a que se complete la verificación.

 

Costo:

  • En general, las compañías de gas no cobran un costo adicional por el cambio de titularidad

 

Tiempo:

  • El tiempo necesario puede variar, generalmente se espera que se realice en unos pocos días hábiles a semanas, dependiendo de la compañía y la cantidad de solicitudes.

 

Recuerda que estos detalles pueden variar entre compañías y es importante contactar directamente con la empresa para obtener información precisa sobre el proceso, el costo y el tiempo específicos para el cambio de titularidad en el suministro de gas.

Cambio de comercializadora

Cuando se realiza un cambio de comercializadora eléctrica, los motivos más comunes suelen ser

  • Obtener mejores tarifas
  • Buscar un mejor servicio al cliente
  • Optar por una compañía más sostenible

El tiempo que tarda en completarse un cambio de comercializadora eléctrica puede variar, pero generalmente se estima que el proceso se realiza dentro de un plazo de 5 a 15 días hábiles, aunque puede ser más rápido en algunos casos.

El procedimiento para cambiar de comercializadora eléctrica generalmente involucra los siguientes pasos:

  1. Investigación y elección: Identificar una nueva comercializadora eléctrica que se ajuste a tus necesidades y objetivos. 
  2. Contacto y contratación: Comunicarse con la empresa para solicitar la contratación de sus servicios y proporcionar la información necesaria. 
  3. Trámite de cambio: La empresa se encargará de gestionar el proceso de cambio con la compañía eléctrica actual y coordinar la transferencia del suministro. 
  4. Lectura y cierre: Se realizará una lectura final del contador por parte de la antigua compañía eléctrica y se cerrará el contrato con ellos. 
  5. Facturación y suministro: A partir de ese momento, la nueva comercializadora se encargará de la facturación y proporcionará el suministro eléctrico.

En cuanto al costo, en la mayoría de los casos el cambio de comercializadora eléctrica no implica un costo adicional para el cliente. Sin embargo, es importante verificar con la nueva compañía eléctrica cualquier posible tarifa o cargo relacionado con el cambio antes de proceder.

Cambio de la potencia

Cuando se realiza un cambio de la potencia eléctrica contratada, los motivos más comunes suelen ser: Aumento de la demanda:

🔘Si el consumo eléctrico en el hogar o negocio ha aumentado y se requiere mayor potencia para satisfacer las necesidades energéticas.
🔘 Reducción de la demanda: Si se han implementado medidas de eficiencia energética y se desea reducir la potencia contratada para ajustarse mejor al consumo real y disminuir los costos.
🔘 Cambio en el tipo de actividad: Si hay un cambio en la actividad del negocio o en el uso del espacio que requiere una potencia eléctrica diferente.

El tiempo que tarda en completarse un cambio de potencia eléctrica puede variar, pero generalmente implica una revisión técnica por parte de la compañía eléctrica y puede tomar alrededor de 5 a 15 días hábiles. 

El procedimiento para cambiar la potencia eléctrica contratada suele ser el siguiente:

  1. Contactar a la empresa: Informar sobre la solicitud de cambio de potencia eléctrica y obtener información detallada sobre los requisitos y documentación necesaria.
  2. Evaluación técnica: La compañía eléctrica realizará una evaluación técnica para determinar la viabilidad del cambio de potencia y verificará si es necesario realizar ajustes en la instalación eléctrica. 
  3. Aprobación y ejecución: Una vez aprobada la solicitud, la compañía eléctrica procederá a realizar los ajustes necesarios en el contador y en la instalación para adaptarla a la nueva potencia contratada.

 

En cuanto al costo, por lo general, el cambio de potencia eléctrica implica un coste asociado. Este coste puede variar según la compañía eléctrica y la magnitud del cambio de potencia solicitado. Se recomienda consultar directamente con la empresa para obtener información precisa sobre los costos asociados al cambio de potencia eléctrica.

Nuevo alta en el suministro eléctrico

El proceso de una nueva alta de suministro eléctrico puede variar dependiendo de diversos factores, como la ubicación y las condiciones específicas de la instalación. A continuación, te proporcionamos
un resumen general sobre el tiempo estimado, el procedimiento y el costo asociado:

Tiempo: El tiempo que tarda en completarse un nuevo alta de suministro eléctrico puede oscilar entre5 y 20 días hábiles, dependiendo de la complejidad del proceso y la disponibilidad de recursos. Este
plazo incluye el tiempo necesario para realizar las gestiones administrativas, las inspecciones técnicas
y la conexión efectiva del suministro.

Procedimiento:
1. Comunicación con la distribuidora: Debes contactar con la empresa distribuidora de tu zona para comenzar la gestión
2. Contratación del suministro: Debes contactar a la empresa para solicitar la contratación del nuevo suministro eléctrico. Puedes comparar las tarifas y condiciones ofrecidas por diferentes proveedores para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.
3. Documentación requerida: La compañía eléctrica te solicitará una serie de documentos, como el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE), la documentación de identificación personal, y posiblemente otros requisitos específicos según la ubicación y las regulaciones locales.
4. Inspección y aprobación: Un técnico autorizado realizará una inspección de la instalación
eléctrica para verificar que cumple con los estándares y normativas vigentes. Una vez aprobada, se procederá con la conexión del suministro.
5. Pago y formalización: Es posible que se requiera el pago de una fianza o depósito como garantía
antes de la formalización del contrato. También se pueden establecer acuerdos de facturación y forma de pago durante este proceso.

Costo: El costo asociado a una nueva alta de suministro eléctrico puede variar. Además de los pagos
iniciales y posibles depósitos, se pueden aplicar otros cargos relacionados con los derechos de
enganche, la potencia contratada y los derechos de acceso, dependiendo de las políticas de la
distribuidora eléctrica y las tarifas vigentes.

Nuevo alta suministro de gas

Para dar de alta el suministro de gas en tu casa, debes seguir los siguientes pasos:

1. Contacta con la distribuidora de tu zona: Localiza la distribuidora de tu zona y comunícate para
comenzar la gestión.

2. Contacta con una compañía de gas autorizada: Ponte en contacto con la empresa para solicitar
el alta del suministro. Puedes comparar las tarifas y condiciones ofrecidas por diferentes
proveedores para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Proporciona la documentación requerida: La compañía de gas te solicitará una serie de
documentos, que pueden variar según la región y las regulaciones locales. En general, se requerirá la documentación de identificación personal, el certificado de instalación de gas y, posiblemente, otros requisitos específicos.

4. Inspección de la instalación: Un técnico autorizado realizará una inspección de la instalación de gas en tu vivienda para verificar que cumple con los estándares de seguridad y las normativas vigentes. En caso de que la instalación no cumpla con los requisitos, será necesario hacer las adecuaciones correspondientes antes de proceder con el alta.

5. Pago y formalización del contrato: Una vez aprobada la inspección, se procederá a formalizar el contrato de suministro de gas. Es posible que se te solicite realizar un pago inicial, como una fianza o un depósito, como garantía. También se acordarán los detalles de facturación y forma de pago. El costo del alta del suministro de gas puede variar según la compañía y la región en la que te encuentres. Los costos pueden incluir el derecho de acometida, la conexión del suministro y otros conceptos asociados. Es recomendable contactar directamente con la empresa para obtener información precisa sobre los costos involucrados. El tiempo que tarda en completarse el alta del suministro de gas puede variar, generalmente oscila
entre 5 y 20 días hábiles. Este plazo incluye la gestión administrativa, las inspecciones técnicas y la
conexión efectiva del suministro. Es importante tener en cuenta que estos tiempos pueden depender
de la disponibilidad de recursos y las regulaciones locales. Recuerda que los procedimientos, los costos y los tiempos pueden variar entre las distintas distribuidoras de gas y las regulaciones específicas de cada región. Por lo tanto, es recomendable contactar directamente con la empresa para obtener información precisa y actualizada sobre el proceso de alta en tu área.

Revisión del gas en España

La revisión del gas en España es un proceso obligatorio que se realiza periódicamente para garantizar
la seguridad de las instalaciones de gas en los hogares y edificios. Esta revisión, conocida como
“Inspección periódica del gas”, tiene como objetivo verificar que las instalaciones cumplen con las
normativas y reglamentos de seguridad vigentes. El procedimiento para realizar la revisión del gas en España es el siguiente:
1. Convocatoria de la inspección: El titular del suministro de gas recibirá una notificación por parte
de la compañía distribuidora o del organismo competente indicando la fecha en la que se
realizará la inspección. 2. Programación de la cita: El titular deberá ponerse en contacto con la empresa autorizada por la
comunidad autónoma correspondiente para concertar una cita en la fecha establecida. 3. Inspección de la instalación: Un técnico autorizado se desplazará al lugar para llevar a cabo la
revisión de las instalaciones de gas. Durante la inspección, se verificará el correcto
funcionamiento de los aparatos de gas, la ventilación, las tuberías y otros elementos
relacionados. 4. Emisión del certificado: Si la instalación cumple con los requisitos de seguridad, se emitirá un
certificado que acredita que la instalación ha pasado la revisión satisfactoriamente. En caso de
detectarse deficiencias o incumplimientos, se indicarán las acciones correctivas necesarias que
deberán ser subsanadas en un plazo determinado. El costo de la inspección periódica del gas puede variar según la comunidad autónoma y la empresa
encargada de realizarla. Por lo general, el titular del suministro es responsable de cubrir los gastos
asociados a la inspección. Es importante consultar con la empresa o entidad competente para
conocer el costo exacto de la revisión en cada caso. La periodicidad de la revisión del gas también puede variar dependiendo de factores como el tipo de
instalación y el uso del suministro. Por lo general, las revisiones se realizan cada 5 años para
instalaciones domésticas y cada 2 años para instalaciones comunitarias o comerciales. Cumplir con la revisión periódica del gas es fundamental para garantizar la seguridad y prevenir
posibles accidentes o fugas. En caso de incumplimiento, pueden aplicarse sanciones económicas y, enalgunos casos, suspender el suministro de gas hasta que se realice la inspección correspondiente.

Mercado indexado

El mercado indexado de la luz es una tarifa eléctrica en la que el precio de la energía varía según los
precios del mercado mayorista. En lugar de tener un precio fijo, el costo se ajusta regularmente en
función de factores como la oferta y demanda de energía. Los consumidores que eligen esta opción
están expuestos a los cambios en el precio y pueden beneficiarse de precios más bajos, pero tambiénpueden enfrentar precios más altos en momentos de alta demanda. Esta modalidad requiere un
seguimiento activo del mercado y una mayor capacidad de adaptación a las fluctuaciones de precios

Tarifa plana

Una tarifa plana en la luz es un tipo de tarifa eléctrica en la que se paga una cantidad fija mensual por
el consumo de electricidad, independientemente de la cantidad de energía utilizada. En lugar de tener
un precio variable basado en el consumo real, como ocurre en las tarifas tradicionales, en una tarifa
plana se establece un importe fijo que se paga mensualmente. Con una tarifa plana, los consumidores tienen la ventaja de saber de antemano cuánto pagarán por suconsumo de electricidad cada mes, lo que facilita la planificación de presupuesto. Esto puede ser
especialmente útil para hogares o negocios con un consumo estable y predecible, ya que evita
sorpresas en la factura eléctrica. Es importante tener en cuenta que, aunque el precio sea fijo mensualmente, las tarifas planas suelentener un límite de consumo establecido. Si se supera ese límite, es posible que se apliquen cargos
adicionales o se pase a una tarifa diferente. Las tarifas planas pueden ser una opción conveniente para aquellos consumidores que deseen una
mayor previsibilidad en sus gastos energéticos y prefieran evitar variaciones en el precio según el
consumo. Sin embargo, es importante comparar las condiciones y costos de diferentes proveedores
antes de elegir una tarifa plana, ya que los precios y los límites de consumo pueden variar.

Facturas bimensuales

Las facturas bimensuales en la luz son recibos de pago que se emiten cada dos meses para cobrar el
consumo de electricidad durante ese período. Esto permite reducir la frecuencia de pagos y
simplificar la gestión de las facturas. Los consumidores reciben una única factura cada dos meses, loque les brinda un plazo más amplio para realizar el pago y les permite controlar su consumo en un
período más largo. Es importante revisar detenidamente cada factura para verificar el consumo
registrado y los precios aplicados. Las condiciones pueden variar entre las compañías eléctricas.

PVPC (Precio voluntario para el pequeño consumidor)

El PVPC, que significa Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, es una tarifa eléctrica regulada en España. Es un tipo de tarifa que se basa en los precios del mercado mayorista de la electricidad y está diseñada para consumidores con un consumo eléctrico inferior a 10 kW. El PVPC se actualiza cada hora y varía en función de la oferta y demanda de energía en el mercado. Esto significa que el precio de la electricidad puede fluctuar a lo largo del día, reflejando las condiciones del mercado en tiempo real. Los consumidores que optan por el PVPC pueden beneficiarse de precios más bajos en momentos de menor demanda de energía, como durante la noche o los fines de semana. Sin embargo, también pueden enfrentar precios más altos en períodos de alta demanda. Para acceder al PVPC, es necesario tener un contador de luz con la tecnología de telegestión. Los consumidores pueden elegir entre una tarifa PVPC con discriminación horaria, que ofrece diferentes precios según el horario, o una tarifa PVPC sin discriminación horaria, que ofrece un único precio para todo el día. Es importante tener en cuenta que el PVPC es una tarifa regulada y está sujeta a cambios por parte delas autoridades competentes. Los consumidores pueden obtener más información sobre el PVPC y las condiciones específicas consultando a su compañía eléctrica o visitando el sitio web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Compensación de excedentes

La compensación de excedentes en España se refiere a un sistema en el que los usuarios que generan su propia energía renovable, como a través de paneles solares, pueden recibir una compensación por la energía excedente que inyectan a la red eléctrica. Esta compensación se realiza a través de la modalidad de balance neto, donde se descuenta el excedente de energía producida por el consumidor de su factura eléctrica o se le paga una tarifa preferencial por esa energía inyectada. El objetivo es fomentar la generación distribuida y el autoconsumo de energía renovable, incentivándolos usuarios a producir su propia electricidad y contribuir a la transición energética.

Mercado Ibérico de la Electricidad (MIBEL)

El Mercado Ibérico de la Electricidad (MIBEL) es un mercado mayorista de electricidad en España y Portugal. Permite la compra y venta de energía eléctrica entre productores, comercializadores y distribuidores. Funciona mediante subastas y operaciones en tiempo real, estableciendo precios basados en la oferta y demanda. Promueve la competencia, eficiencia y la integración de los sistemas eléctricos de ambos países. Está supervisado por los organismos reguladores.

Contactaremos contigo tan pronto como sea posible